San Francisco en 5 días

December 10, 2018

 

 

 Seis meses fueron los que me tomó planear el viaje a San Francisco, lo hice con tiempo para que mi cartera no lo sintiera tanto. Los vuelos los tomé por JetBlue, aerolínea que se convirtió de mis favoritas al tener WiFi gratis durante todo el vuelo, menos mal porque el trayecto de Miami a Frisco es de 6 horas.

 

Día 1.

El hotel debo confesar costó trabajo encontrarlo pero lo logré. The Metro Hotel (@MetroHotelSanFran) es la opción ideal por céntrico y costo, la habitación varía de $107 a $130 dólares, son pequeñas pero bien distribuidas con baño grande, algo que agradecí. 

 

Llegué con hambre y ayudándome con Yelp di con Kitchen Story (@kitchenstorysf) , la calificación que daban era buena y lo comprobé con el Fried Chicken y el French Toast (ojo, si vas es antes de las 3 pm y después de las 5 pm, cambian turno y cierran el lugar).

 

Al ser una de las ciudades más caminables de los Estados Unidos tomé ruta para Alamo Square en donde están las Painted Ladies, casas estilo victoriano  pintadas de vivos colores famosas por salir en la serie Full House; para la mejor toma recomiendo ir temprano porque es un punto recurrido por turistas que buscan lo mismo que tú. 

 

Lo siguiente era el City Hall, me impresionó ver varias parejas coreanas recién casadas que buscaban el mejor ángulo del recinto para tomar su fotografía de bodas, la entrada es sin costo. Lombard Street en el barrio Russian Hill, seguro la ubicas por ser la calle en zigzag, la mayoría la baja en coche pero también se puede hacer caminando.

 

Día 2.

Desayunar es de las cosas que más disfruto del día y cuando viajo me sabe mejor, seguí mi instinto y no me falló porque topé con Black Sands Beer (@blacksandsbeer),  me fui por el Fancy Mcmuffin Plate y de tomar una cerveza Pinot Barrel Aged Eclipse, elaborada ahí mismo.

 

Ya estando ahí era obligatorio visitar la Isla de Alcatraz (@AlcatrazCruises) para conocer lo que aún sigue en pie de la prisión federal que antes era, debes comprar los tickets con bastantes anticipación, mínimo un mes. Es toda una experiencia porque para llegar es en ferry (sale del Pier 33) y una vez tocando tierra está la guía dando la bienvenida, puedes tomar tour guiado o hacerlo tú mismo. Yo tomé los audífonos que van narrando la historia paso por paso, te das cuentas que estás pisando un lugar donde los criminales más peligrosos de la historia como Al Capone estuvieron ahí, vivieron ahí y muchos murieron ahí. Se puede acceder a todo, desde las celdas, la cocina, el comedor, el patio.

 

Del Pier 33 al Pier 39 quedaba a unos pasos, éste es un centro comercial que está en el muelle y aloja la tienda de chocolates Ghirardelli, un mercadito ambulante con frutas de temporada, restaurantes, bares, cafés y el acuario. Cerca estaba The Grotto (@thegrottosf), Fish & Chips con ensalada de col, no morí pero tampoco me disgustaron; lo rescatable es la vista y ambientación del salón y el bar.

 

Día 3. 

Algo dulce fue el primer tentempié del día en Wholesome Bakery (@wholesomebakery), chiquito pero con un rico café y postres ni se diga, lo mejor es que todo es orgánico, pensado para las personas que tienen alguna alergia, como el gluten. El almuerzo fue en Nopalito (@Nopalitosf) y aquí si me di unos chilaquiles que acompañé con Sierra Nevada con notas de limón y agave, por cierto, es mexicano. 

 

El museo del día sería el Asían Art Museum (@asianartmuseum), el cual tiene una de las colecciones de arte asiático más completas del mundo superando las 17 mil piezas expuestas, resguarda el buda sentado del año 338 así como una recreación de una Teahouse típica en Japón; los jueves tienen eventos que van desde cenas maridaje hasta noches con algún DJ de moda. Siguiendo el mood  busqué el Barrio Chino, me encantó ver los farolillos de colores cruzando las calles de ventana a ventana, iluminaban el paisaje, entré a Hunan Home's y opté por probar de todo con el Combination Plate con por sticker, ego roll y fried pawn, de fuerte el Chicken Orange Peel, también pedí una cerveza local. 

 

Una vista al Aquarium of the Bay (@aquariumofthebay) no tomó mucho, en realidad no vi nada diferente. El Palace of Fine Arts (@palaceoffinearts) fue otro punto obligado e ideal para las fotos de Instagram. Sin quererlo el día estuvo cargado de influencia asiática porque se cruzó el Jardín Japonés Hagiwara y donde se pueden ver diferentes tipos de plantas, como los árboles de cerezos traídos especialmente para el lugar, peces Koi y aves. Si llegas antes de las 10 los lunes, miércoles y viernes es gratis.

 

Sausalito es un pueblito pintoresco que está a media hora de Frisco, puedes llegar en bicicleta, ferry o coche. Su ambiente bohemio se refleja en los restaurantes, tiendas y galerías de la calle Bridgeway. Me encantó ver las casas flotantes en el Main Dock, como el restaurante Scoma's (@scomassausalito) donde probé la Clam Chowder y un Crème brûlée. No dije que para llegar debes cruzar el Golden Gate, bájate en el próximo mirador para llevarte la foto del recuerdo. 

 

Día 4.

Caminando de nuevo di con Wooden Spoon (@woodenspoonsf), espectacular comida, agradable lugar. Sólo abre de 8am a 3 pm, imperdible el Morning Bowl y The Big Spoon, un plato con huevo, tocino, fruta  pancakes. La calle de Castro es de los iconos gay más importantes en el mundo y podrás ver de todo: bares, restaurantes, galerías, sex shops , locales con venta de ropa y artículos vintage; ahí nació el Festival Internacional de Cine LGBT. 

 

El museo de la familia de Walt Disney deja las atracciones atrás, encontrarás material inédito que narra el paso desde Missouri que salió con $40 dólares  en el bolsillo hasta llegar a Hollywood. Trato de a cada ciudad que voy conocer su museo de ciencias y éste queda entre mis preferidos, la California Academy of Sciences (@calacademy) está dividida en Acuario Steinhart en el sótano, Rainforest of the World con plantas endémicas bajo una cúpula de cristal que rebasa los 90 pies de diámetro, el recorrido está ambientado para hacerte sentir como si caminaras entre los cuatro tipos de bosques que hay en el mundo; el último piso está el techo verde, uno de los proyectos auto sustentables del recinto. Si aún sobran unos minutos pueden aprovecharse en el Planetario Morrison.

 

A espaldas están las oficinas centrales de Lucasfilm (@lucasfilm) y ahí la fuente del Maestro Jedi Yoda, la estatua tendría la misma estatura del personaje si existiera en la vida real, todo fan de Star Wars debe obligarse a visitarlo; el lobby de las oficinas también tiene lo suyo con los afiches y curiosidades que forman parte de la saga. 

 

Little Italy fue la opción para el lunch con Caffe Sport, lugar de comida siciliana especializado en pasta y mariscos, es bastante conocido entre los foodies locales y foráneos; la decoración te llamará la atención por lo que es importante mencionar que todo fue puesto pieza por pieza. Aquí pedí un Carpaccio di Manzo como entrada, el fuerte lo hice con las Sicilian Meatballs y de postre una taza de Tre Cioccolati.

 

Día 5

Última noche y aún tenía puntos por conocer, el desayuno ahora fue en The Castro Republic (@thecastrorepublic) con antojitos mexicanos. Me dijeron que de las mejores vistas era desde la Coit Tower en la cima de Telegraph Hill, por fuera llama la atención con su arquitectura Art Decó, sin embargo, por dentro es una belleza con sus 27 murales realizados por diferentes artistas de los años 30's.

 

Quise dejar para el final el SFMOMA (@sfmoma), después del MoMa de Nueva York le sigue este con un amplio acervo de obras clásicas de artistas como Matisse, Picasso, Dalí, Miró y más contemporáneos como Warhol; contempla por lo menos 3 horas para estar dentro. La cena tenía que ser memorable y así lo fue en Lark (@larksf), platillos americanos con toques mediterráneos, lástima que mi batería murió poco antes que llegara el plato.

 

 

Conclusiones:

- San Francisco es una ciudad de la que te puedes enamorar desde el momento uno, creo que puedo decir que en contados lugares he comido delicioso como aquí, no hubo restaurante que me desagradará.

 

- Los pachecos empedernidos serán felices ya que la marihuana es legar en todo California, debes ser mayor de edad y con eso basta para entrar a cualquier Cannabis Bar, recomiendo Barbary Coast (@barbarycoastcollective).

 

- Todo hazlo en Uber, evita manejar. Subidas de miedo y pocos lugares públicos para estacionar.

 

- Lleva suéteres y chamarras, no importa la temporada, siempre hace frío. Al menos a mi me pareció así.

 

- Aparta un buen presupuesto para los museos, no nos baratos. 

 

- Come langosta en cualquier restaurante flotante del Pier.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

You Might Also Like:

CONOCE LAS INICIATIVAS QUE HOY APOYAN AL GREMIO RESTAURANTERO.

March 30, 2020

CENA - CONCIERTO con causa en Mexicano Masaryk con la Orquesta Típica García Blanco

December 20, 2019

1/9
Please reload